MálagaVariado

El puente de los alemanes: Málaga y Alemania, hermanas.

Puente de la Aurora
Puente destruido
puente de los alemanes
placa puente alemanes

El “Puente de los Alemanes”, la gratitud de Alemania

La noticia de la catástrofe acaecida en Málaga llegó también a Alemania, en donde se suscita la idea de ayudar de alguna forma al pueblo malagueño en señal de agradecimiento por su solidaridad con la catástrofe de la fragata Gneisenau. Así, la colonia alemana de esta ciudad, que no podía olvidar cómo los hijos de Málaga habían rivalizado en solicitud y heroísmo aquel infausto 16 de diciembre de 1900 en el salvamento de sus hermanos los náufragos, recoge el deseo de sus compatriotas y abre, 24 horas después de ocurrida la inundación, una suscripción popular, que encabezó el propio emperador Guillermo II con una respetable suma y fue secundada por ministros, ayuntamientos, cámaras de comercio y otros centros oficiales y particulares de Alemania.

Los fondos recaudados se destinaron a la construcción de un puente en el lugar donde antes estuvo el de Santo Domingo. El proyecto fue redactado por los alemanes y se encargó su ejecución a la Sociedad Constructora Martos y Compañía, la cual lo presentó al Ayuntamiento para su aprobación, que la mereció en su sesión del día 12 de agosto de 1908. También se acordó en dicha sesión expresar a la colonia alemana la gratitud más profunda del municipio.

Un año más tarde, el 31 de agosto de 1909, empezó a montarse la estructura, cuyo trabajo queda concluido trece meses después. Las pruebas de resistencia se realizaron el 11 de diciembre, resultando satisfactorias. Ese mismo mes, el cónsul alemán, Adolf Pries, ofrecía la obra al pueblo de Málaga, a través de su Ayuntamiento.

Desde entonces está la pasarela de hierro de Santo Domingo dando paso a los peatones sobre el río Guadalmedina, desde el Pasillo de Santa Isabel a la Iglesia de Santo Domingo. Su nombre originario es el de “Puente de Santo Domingo”, pero la gente la conoce más cariñosamente como el “Puente de los Alemanes”. En uno de los dos arcos que le sirven de riostra cuelga una lápida de piedra enmarcada en hierro que literalmente dice:

«Alemania donó a Málaga este puente agradecida al heroico auxilio que la ciudad prestó a los náufragos de la fragata de guerra Gneisenau. MCM – MCMIX.»

Con el paso de los años, la pasarela sufrió los efectos de la corrosión en parte de su estructura, lo que hizo necesario llevar a cabo unas obras de reparación, que culminarían en 1984, y una vez más se hizo patente el agradecimiento de un pueblo: la antigua República Federal de Alemania se brindó voluntariamente a sufragar los costes que supuso la reparación. 
Autor: JOSÉ ANTONIO MOLERO BENAVIDES
http://www.gibralfaro.uma.es/historia/pag_1855.htm

Un comentario en “El puente de los alemanes: Málaga y Alemania, hermanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *